La intensa travesía de ser madre

Mi pequeña laura ya tiene un año. Durante el embarazo y este primer año, he estado bien ermitaña. Ha sido una maternidad diferente: Intensa, potente, desestructurante y al la vez, constructiva. He vivenciado el enorme poder interior que todas tenemos. Mi intuición le ha ganado la batalla a varias normas preestablecidas. He llorado,  gritado y también he reído a carcajadas.
El embarazo, parto y maternidad son momentos de transformación. El encuentro inminente con nuestros miedos, dolores, fortalezas y sueños. Es el tránsito hacia nuestras sombras, querámoslo o no  la pequeña criatura se encargará de llevarnos a ese lugar. (Laura Gutman tiene libros muy buenos acerca de este tema).Finalmente es el camino a ese lugar perfecto que habita en nosotros y que tememos descubrir. Es recordar quienes éramos antes de que nos dijeran como deberíamos ser. Es soltar el control, realmente dejarse llevar, con confianza y con la certeza interna de que todo va a salir bien.
Ha sido potente ver como cada integrante de la familia va tomando un rol en torno a la llegada de un nuevo integrante. Ver desde que lugares tan diversos se vinculan con la pequeña Laurita, coincidiendo en los conceptos de amor y cuidado.
Ya les contaré mi propia experiencia.
Me identifico plenamente con lo que dice Michel odent, médico obstetra, quien dice que “Para cambiar el mundo, primero debemos cambiar la manera de nacer”

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s